Noticias

La paradoja de los que se vendieron a los golpistas

  • Imprimir
Carlota O’Neill de Lamo
Enriqueta O’Neill de Lamo
Regina de Lamo Jiménez
 
 El artículo “La Paradoja de los que se vendieron a los golpistas” está escrito con el ánimo de contribuir a la recuperación de nuestra memoria histórica. En su análisis se desvela como la amnesia de nuestra historia generada por los franquistas ha propiciado la aparición de personajes que, cercanos y expertos en los usos franquistas, siguen actualmente participando en la continuidad de la amnesia de nuestra historia tergiversando los hechos ocurridos. Ocultan, reinventan y novelan para deformar la visión de los movimientos sociales y políticos de la segunda República y Guerra Civil. No faltan sus continuos desdenes por los que lucharon por nuestras libertades, nuestros republicanos, minimizando a unos su gran labor revolucionaria y ocultando a otros o mintiendo su figura revolucionaria llegando hasta ridiculizarles. En esta opacidad unos se erigen salvadores y otros se abanderan detrás de esa amnesia colectiva para ocultar su traición. 

Este escrito muestra cómo hay sectores que obstaculizan la recuperación de nuestra memoria histórica colectiva, ocultando información colindante a la que enseñan para cambiar el rumbo de los hechos que acontecieron y poder ensalzar la figura de los que traicionaron la lucha de la clase obrera y de la República. En esta línea se encuentran Carlota O’Neill del Lamo, y sus hijas Mª Gabriela y Carlota.

Debemos denunciar estos hechos. No deben quedar impunes aquellos que quieren mutilar nuestra historia, escritos del pueblo y aprendizaje de nuestras acciones presentes y futuras. Copartícipe con los golpistas que fusilaron a su marido, Carlota O’Neill del Lamo, en su manifiesta inestabilidad mental probada y tendente a la agresividad1, se precipita en la década de los 60 a ocultar su participación erigiéndose luchadora de la república, arremetiendo contra los que lucharon por ella y nuestras libertades. Esta labor le llevaría a un periplo tan obsesivo y absurdo de encubrimiento de su realidad que hasta se vería obligada a ocultar su edad, cómo a falsear la fecha en que ingresó en la cárcel de Melilla, en la solicitud oficial que hizo en el año 1990 para que le otorgaran el certificado que le acreditara el tiempo que había estado en la cárcel para obtener una compensación económica. 

También podemos encontrar como se precipita en el año 1979 a solicitar la pensión de viudedad2 de su primer marido Virgilio Leret Ruiz, cuando sus amigos golpistas ya se la otorgaron en 19403.

Carlota O’Neill del Lamo y sus hijas Mª Gabriela y Carlota nos han dejado tantos racimos de historias de ocultación y manipulación de su pasar por la República, Guerra Civil y Posguerra qué en sus baldíos trasiegos no se percataron que los archivos históricos y documentos oficiales de familiares republicanos mostrarían lo que con tanto esmero quisieron ocultar; su amistad y participación con los golpistas. ¡Extraño camino el elegido por esta familia!. 

El escrito de mismo título, que pondremos próximamente enwww.virgilioleretruiz, y lerethispania.blogstop. com ,desgrana parte de sus historias novelescas pues se ciñe únicamente a la información que nos aporta la documentación de AGA cuidadosamente contrastada con la de ATMTS-SC y CDMH.

Así, podemos afirmar y constatar que Carlota O’Neill del Lamo:

  • denuncia a su marido Virgilio Leret Ruiz (fusilado en el inicio de la guerra civil por los golpistas), como persona que le influyó en sus ideas izquierdistas y que incluso lo podía probar en el Ministerio de Justicia.
  • es indultada por su intachable conducta y por desempeñar en la cárcel el cargo de corresponsal del semanario “REDENCION” (semanario de divulgación de ideas fascistas), reduciendo su pena 2 años y 3 meses.
  • su interés y deseo en trabajar de censora de prensa junto a su hermana Enriqueta (madre de Lidia Falcón) que desempeña interinamente una plaza de censor de prensa de la Jefatura Provincial de Prensa de Barcelona4.
  • sus alabanzas a franco y manifiesta religiosidad. 
  • denuncia que metieron a sus hijas en el colegio de Huérfanos de Infantería de Aranjuez sin ella haber dado su aprobación, hecho que la documentación oficial desmiente. 
  • Declara en octubre de 1940 que cree que puede obtener por medio del Gobierno Civil de Barcelona una plaza en un colegio religioso para sus hijas. Efectivamente, el Secretario Provincial de Prensa José Bernabé Oliva5 obtiene dos plazas de pensionistas internas en el colegio Misioneras de Cristo Rey.
  • contraria al derecho de la educación de las mujeres y derechos sociales, derechos por la que toda mujer de izquierdas luchó y seguimos luchando actualmente, llega a apartar a sus hijas de la enseñanza y de sus derechos a una futura vida de autonomía y de igualdad. 

 Fdo: 

Ascensión Leret Verdú
Mª Carmen Leret Verdú
Manuel Rodriguez Leret
Xosé Estévez Leret
 
 
1 Véase causa 35 de ATMTS-SC
 
2 Entrada nº 26.703/1 Ministerio de Defensa
 
3 Archivo AGA.
 
4 A Enriqueta O’Neill de Lamo se le renueva el contrato el 1 de septiembre de 1940. Muy probablemente estaría trabajando como censora en Barcelona desde 1939.
 
5 Obstruccionista de las libertades en la República, participó activamente junto con los golpistas contra la República. En la posguerra seguiría mostrando su talante obstruccionista erigiéndose censor de ideas y de expresión; censor de prensa.